Sabores Santacruceños

Cordero Patagonico

Un clásico de Santa Cruz

  • Familiar

    Todo el año

    2 Horas

    El cordero patagónico es típico de la región Patagónica. La forma tradicional de prepararlo es al asador, aunque también puede ser preparado al horno o guisado con hierbas. Aunque su carne se consigue todo el año, el verano es la estación ideal para consumir los ejemplares patagónicos en su mejor momento.

    La carne de cordero se puede encontrar en todo el país, y en particular en patagonia, pero en el área santacruceña se producen condiciones particulares que son determinantes para la obtención de un sabor único, entre ellas la presencia de pastos duros como resultado de las condiciones climáticas, y las grandes extensiones.

    El cordero patagónico se produce en sistemas pastoriles extensivos sin uso de herbicidas ni fertilizantes. Las ovejas pastorean libremente y reciben una dieta a base de graminosas y arbustivas, que permiten criar sus corderos totalmente a leche. La época de parición es de octubre a mayo, con las primeras temperaturas cálidas, de norte a sur de la Patagonia. A los 60 o 90 días ya están en condiciones de salir al mercado. Cada ejemplar se congela en forma fresca y rápida, por lo cual la carne conserva sus propiedades. Se consigue entero, envasado al vacío, y el peso oscila entre 8 y 12 Kilos.

    Esta carne acepta distintas formas de preparación, se puede grillar, asar, hervir, o prepararse en guisos. Todos los cortes pueden ir a la parrilla o al horno. Quienes visiten las estancias turísticas podrán tener la posibilidad de degustar un cordero al palo, una alternativa tradicional que también está disponible en algunas parrillas. Por otra parte los restaurantes de Santa Cruz ofrecen platos con cortes especiales, para los cuales han desarrollado recetas imperdibles.

    Lo que tenes que saber

    Temporada

    Todo el año

    Marcar como favorito